Visita 300 lugares del mundo con fotos en 360º

Viajar es algo realmente maravilloso. Visitar lugares que no habíamos visto nunca antes, tan distintos de los que estamos acostumbrados a ver, cargados de un pedacito de historia y de cultura.

Por desgracia la mayoría de mortales no contamos con los medios necesarios para viajar todo lo que nos gustaría, ya sean económicos o temporales. Por suerte en Internet podemos encontrar casi cualquier proyecto o contenido que podamos imaginar y, sobre todo, necesitar. Es el caso de Cuicui, una web que nos ayudará a viajar sin levantarnos de nuestra silla, con fotos en 360º y la posibilidad de saltar de una foto a otra. Evidentemente perderemos esa sensación de aventura, no conoceremos gente ni nos veremos inmersos en una cultura distinta, pero la sensación de estar en la ciudad está realmente lograda.

Pasea por monumentos a tus anchas con fotos de 360º

Su funcionamiento es realmente simple e intuitivo, moviendo el ratón o con las flechas de navegación (o la pantalla táctil en caso de entrar desde un smartphone o tablet, aunque no es muy recomendable) giramos la cámara, y seleccionando los puntos amarillos navegamos por el monumento accediendo a otras fotos, como si realmente estuviéramos dando un paseo por el lugar que nos ocupa.

Fotos en 360º

Además podemos hacer zoom y navegar con un mapa de Google Maps en lugar de con los botones amarillos. Cuenta también con una sección de información, pero no contiene información del monumento como cabe esperar, sino que incluye unas básicas instrucciones de uso. La web tiene también fotos nonrmales de lugares que no han podido fotografiar, pero obviamente el atractivo de la web está en las fotos en 360º.

Fotos en 360º

Detrás de la web y de las fotografías encontramos a Tito Dupert, un belga ex-coordinador de multimedia de la UNESCO, con el que podemos contactar aquí si echamos en falta algún lugar en concreto en la web.

Fotos en 360º

Lo cierto es que la experiencia de libertad a la hora de moverte por los monumentos y de “puedo ir a donde me apetezca” me ha encantado particularmente en esta web. Me quedo con el gusanillo de probarlo con un casco de realidad virtual.