¿Tiene derecho Google a cambiar los resultados de búsqueda como quiera?

De los resultados de las búsquedas de Google pueden depender negocios de millones de euros, la privacidad de millones de personas, y básicamente el futuro de Internet; suena exagerado, pero tal es la magnitud del buscador web. Cada vez que Google cambia en lo mas mínimo las reglas del juego cientos de expertos en SEO se...

De los resultados de las búsquedas de Google pueden depender negocios de millones de euros, la privacidad de millones de personas, y básicamente el futuro de Internet; suena exagerado, pero tal es la magnitud del buscador web. Cada vez que Google cambia en lo mas mínimo las reglas del juego cientos de expertos en SEO se tiran de los pelos buscando desesperadamente la manera de recuperar el terreno, y la cosa puede llegar incluso a los tribunales, donde la compañía ha recibido tanto duros golpes (como el llamado “derecho al olvido“) como victorias aplastantes.

Jugando con las reglas de Google

Ese es el caso de una decisión tomada hoy por el tribunal superior de San Francisco por la que se estipula que los resultados de Google entran dentro de la libertad de expresión, y que por lo tanto no tienen porqué ser cambiados a petición de nadie. El caso fue iniciado por la web CoastNews, que había conseguido el primer puesto en las búsquedas de Bing y de Yahoo, pero que estaba lejos de las primeras posiciones en los resultados de Google; por tanto acusaba a esta última de violar el derecho a la competencia, al considerar que sus decisiones eran injustas.

google-busqueda-2

A nadie se le escapa que Google tiene mucho que ganar modificando los resultados de búsqueda, y que sus propios servicios siempre aparecen en los primeros puestos de los resultados de búsqueda; por supuesto, hoy en día cualquier producto con su popular marca conseguiría alcanzar esos puestos sin necesidad de ayuda, pero muchos lo ven como una injusticia y creen que Google debería ser obligada a ofrecer alternativas de la competencia entre sus resultados; así lo piensa por ejemplo la Unión Europea pero hasta ahora no ha conseguido poner esa idea en práctica.

En EEUU en cambio la cosa parece clara: Google lanzó una petición para parar el proceso legal alegando que la primera enmienda de la Constitución (de libertad de expresión y de prensa) le protege para publicar los resultados que quiera, y el juez le dio la razón. Por lo tanto Google tiene vía libre para mostrarnos los resultados que quiera, al menos si visitamos la página desde EEUU. Pero, ¿es eso justo? Por una parte Google domina completamente el panorama de las búsquedas en Internet, y está claro que eso le da ventaja para presentarnos la información y las webs que quiera, pero por otra es su servicio, y si realmente nos molestase podríamos usar alternativas como Bing, DuckDuckGo u otras. ¿Qué pensáis?

Fuente | GigaOM